Después de idas y vueltas, finalmente Midachi, el trío humorístico compuesto por Dady Brieva, Miguel Del Sel y el ‘Chino’ Volpato regresó recargado a la cartelera nacional. Fueron seis años de ausencia.

“Midachi Kindon” es el espectáculo que estrenaron en marzo en el teatro Ópera, y con el que recalarán en Mendoza el 25 de noviembre en el Arena Maipú, donde proponen una batería de personajes desopilantes.

Desde la previa del teatro porteño, Dady Brieva se toma un recreo para ponerse al día con la prensa y contar el gran momento que vive el trío en la escena.

– ¿Cómo estás viviendo esta vuelta de Midachi?

– Muy bien, muy suelto, muy maduro, con 60 años, 34 de oficio y volviendo con muchas ganas de tener contacto con nuestro público. Algunos no están, los jóvenes nos descubrieron por las redes sociales, otros tienen registro de ver los videos con su familia.

– En el escenario se siente el paso del tiempo, ¿cómo lo transitan?

-Estamos muy entrenados, con dolores, pero entrenados. Tomamos un analgésico y listo (ríe). Correr con taco alto se complica con 60 años, pero le damos mucha rosca a lo que hacemos.

– ¿Cuáles son tus personajes?

– Hago Shakira, Thalía, La Pochola, Drácula, un monólogo. Los personajes clásicos, Mercedes Sosa. También hago un mapping. Hay un despliegue multimedia que lo armó el ‘Chino’ Volpato. Nosotros incursionamos mucho en ese tipo de cosas, dentro de las boludeces que hacemos normalmente hay una estructura técnica nueva.

– Pese a la crisis, y al hecho de que la gente selecciona a qué espectáculo asistir, ¿Midachi mantuvo su convocatoria?

– Nosotros estamos primeros lejos del segundo en convocatoria, en venta de entradas. Ahora vamos a Uruguay y tenemos 20 mil entradas vendidas en 10 funciones. Acá 60 mil entradas vendidas, nos va muy bien. Ha sido una excelente vuelta. Y tenemos funciones hasta marzo. Vamos a hacer temporada de verano en Mar del Plata.

Image title

– ¿Extrañabas esta yunta con los Midachi?

-Sí, siempre se extraña; pero estamos en contacto permanente. Yo soy padrino de la hija del ‘Chino’. Nos juntamos, hacemos lo que nos gusta y nos volvemos a separar. Vamos, venimos, tocamos y nos vamos.
Dady Brieva, de Midachi al cine

La extensa carrera del santafesino no se sostiene solo con Los Midachi. Cuando el trío decidió tomarse un descanso, Dady Brieva continuó en los escenarios con sus unipersonales de humor y, además, le dio lugar a la radio y a alimentar su trabajo en la pantalla.

Su personaje de Tucho en la tira “Gasoleros”, la conducción del ciclo “Agrandaditos” y la ficción “El sodero de mi vida”, son algunos de sus participaciones en televisión más memorables.

Pero en los últimos años, su carrera dio un giro sorprendente en el cine, con su participación en el filme “El Ciudadano Ilustre”, de Gastón Duprat y Mariano Cohn, protagonizada por Oscar Martínez.

Ahora, hace uso y abuso de su gracia como monologuista y humorista en la cinta “Fontanarrosa, lo que se dice un ídolo”. Aquí es el protagonista del cuento “No sé si he sido claro”, dirigido por Juan Pablo Buscarini.

– En estos últimos años diste un salto importante como actor en cine. Con tu actuación en “El Ciudadano Ilustre”, sorprendiste a todo el público y ahora la película de los cuentos de Fontanarrosa…

– Sí. Ahora se estrenó la película de Fontanarrosa. Está muy bueno, los cuentos del ‘Negro’ no pierden vigencia.

– ¿Cómo surgió trabajar en esta última película?

– Me llamaron porque el personaje es un relato. Y de alguna manera esperaban que hiciera un relato bien de monólogo, que es lo que hago normalmente. Es un testigo de algo que pasó. Es una historia única.

– ¿Te sorprendió la repercusión que tuvo tu actuación en “El Ciudadano Iluste”?

-No le estaría dando mucha bola a eso. La energía, el ego, lo pongo en el trabajo. Estoy priorizando los objetivos. No me quedo en que si me llamaron, si dijeron. Me gusta, pero no me regodeo de eso. Lo vivo normalmente y sé que en mi carrera de muchos años, he tenido aciertos y desaciertos. Cuando la clavo en el ángulo, no te lo grito en la cara; y cuando la mando a la tribuna, no me pego un tiro en la boca.

– También se estrenó la miniserie “La Pulsera”…

-Me gustó mucho ese proyecto. Son casos reales, que los hizo una productora que son abogados penalistas. Ellos son los protagonistas de esos casos. Es un bufet de abogados que se dedicó al beneficio del arresto domiciliario, que se trata de ver que no es un beneficio. Está bueno porque son casos reales y ellos los supervisaron. Tienen una cuota de realidad, que por ahí se toca de oído. Entonces el lenguaje es muy técnico y muy de la jerga. Y en el elenco están todos. Lo hicimos con muchas ganas y mucho esfuerzo, porque las producciones son caras.

Image title

– Justamente en un momento donde flaquean un montón de proyectos en cine y televisión, da gusto ver estas producciones, por su calidad y contenido…

-Sí. Ahora está todo medio parado. Pero nosotros hemos vivido épocas donde se para y vuelve. Y en mis proyectos siempre me autogestioné, no soy de andar pidiendo que la plata me la dé el gobierno. De hecho muy pocas veces trabajé para la Secretaría de Cultura, o en algún proyecto que venga de la parte del Estado.

– Ahora que La Chipi (N. del R.: su pareja, que participa en el “Bailando”) se lanzó a la pista, ¿por qué no la quisiste acompañar en el baile?

– Ellos están en un nivel muy bueno y yo sería como un lastre. Entonces mejor que baile con alguien que esté a su nivel. Aparte tengo un contrato de exclusividad con Telefé por Midachi. Puedo aparecer pidiendo permiso únicamente.

– ¿Cómo vivís que ahora sea parte del certamen, pero arriba de la pista?

– Cuando yo la conocí ya bailaba y en “ShowMatch” está desde 2002. Fue couch de casi todos. En ese sentido apoyo todo lo que hace, porque lo hace bien. Además me siento muy orgulloso de ella.

– ¿Sos celoso ante la exposición de la Chipi?

– Claramente soy un tipo que tuvo que trabajar eso. No me salió natural, no me voy a hacer el posmoderno, porque soy de la vieja escuela. El hombre proveedor, como era mi papá, mi abuelo. No estoy acostumbrado a que la mujer protagonice. Pero me parece que es muy bueno el ejemplo que le doy a mi hija, y a mis hijos, de tener como compañera a una mujer que vaya al frente y que protagonice. Además de la independencia económica, que me parece fundamental. Estoy en contra de todo lo que son los cupos femeninos para trabajar. Eso lo veía en la radio, como se lanzó el cupo femenino para choferes de colectivo. Y digo: ¿por qué tiene que haber un cupo femenino? Si hay mujeres que manejan perfecto. Soy pro-femenino en ese sentido.

– ¿Tenés propuestas para volver a la radio?

-Sí, siempre tengo propuestas, pero no he podido hacer ninguna. A mí la radio me apasiona, si pudiera volvería hacer radio.

 

La ficha: Midachi en «Midachi Kindon»

Función: sábado 25 de noviembre, a las 21.30.
Lugar: Stadium Arena Maipú (Maza y Emilio Civit, Maipú).
Entradas anticipadas: $400, $600, $700, $800 y $900. En Boletería Arena Maipú (de lunes a domingos, de 10 a 20), Maxi Mall (San Martín 1468, Ciudad), Musimundo (Portal Los Andes, Godoy Cruz) y Chamu Rockería (San Martín).